Saltear al contenido principal

La reforma era necesaria ante el mal estado del pavimento, levantado por las raíces de los pinos, y para solventar el problema de los excrementos de aves sobre la plaza. Todo lo anterior ha hecho que el Ayuntamiento de Fuentes de Ebro (Zaragoza)busque en el proyecto una plaza libre de obstáculos. Para ello, el equipo redactor del proyecto, el Estudio Sicilia y Asociados con la colaboración de la arquitecta Carmen Gallego, planteó  un pavimento dinámico que muestre con sus cambios de tonalidad las diferentes actividades que se han de desarrollar en la plaza.

Para la realización del pavimento se ha optado por losas de hormigón, ‘ecogranic’, con un acabado que contribuye a la eliminación de contaminantes de la atmósfera, apostando por la sostenibilidad. Por otro lado, se ha trabajado el desnivel de la plaza en los diferentes tramos de acceso a la misma. El acceso al ayuntamiento se resuelve con una duna donde se crea un espacio de contemplación con un toque vegetal que humaniza el espacio y una serie de pequeños bancos como si lo abrazaran. La duna está pensada para albergar todos los acontecimientos que ahora acoge la plaza existente, pero sin provocar el desnivel que estaba marcado con escalones. El desnivel existente se salva generando una serie de rampas que elevan una plataforma casi plana delante del edificio del ayuntamiento.

Km 0 de Aragón

Por otra parte, el ayuntamiento quiere dar a conocer que el municipio de Fuentes de Ebro está reconocido por el Instituto Geográfico de Aragón como el Kilómetro 0 de Aragón. Para ello, se ha diseñado una placa de cobre, que se coloca en el centro de la plaza, en la que aparecen topónimos de la geografía aragonesa, pero también el patrimonio material e inmaterial que identifica tanto al municipio como a Aragón.

Financiado por el Plan Unificado de Subvenciones (PLUS) de la Diputación Provincial de Zaragoza (DPZ). La empresa ejecutora del proyecto es PAOBAL (Pavimentos y Obras de Albalate).

Volver arriba